Este artículo reune una serie de observaciones acerca del trabajo dedicado a proyectos a lo largo de estos últimos años. El lanzamiento de nuevos productos, ya sean digitales o físicos es un tema apacionante el cuál tiene varias aristas; nada debe estar librado al azar, y si bien existe indudablemente un factor suerte, este es un factor que no depende de nosotros, por lo tanto, qué mejor que abocarnos a las cosas que SI dependen de nosotros.

productos

Si bien existe una notable diferencia entre un producto digital y uno tangible, no creo que haya diferencias en la escencia de la metodología de trabajo.

  • Necesidad

  • Objetivo

  • Planificación

  • Selección del equipo de trabajo

  • Dirección del equipo de trabajo

  • Auditoría y coordinación

  • Puesta a punto

  • Testing

  • Lanzamiento

Necesidad

Lo primero que se debe tener es una necesidad, ganas, estímulo de crear, modificar o evolucionar un producto ya existente.

Pongamos un ejemplo bien concreto para aclarar este punto; hace algunos años atrás las personas tenían a diario el problema de que debían llevar consigo varios dispositivos diferentes. La llegada de las redes sociales hizo que la gente comenzara a andar con una cámara fotográfica digital encima para poder luego subir fotos y videos a esas redes; otras llevaban consigo un dispositivo de audio con auriculares; casi todos cargábamos con un teléfono celular y también nos conectábamos a Internet muchas veces al día, pero siempre desde ubicaciones fijas. Existía una gran necesidad y era lograr disminuir la cantidad de dispositivos que llevábamos encima. La solución a esto fueron los “Smartphones” con Iphone como su avanderado.

También existen necesidades puntuales; por ejemplo recuerdo estar aburrido de ver personas (entre las que me incluyo) que para abrir un pack de chicles Beldent nunca utilizábamos su abre fácil sino que tratábamos de romper uno de los chicles de los extremos. Hace un tiempo Beldent cambio su abre fácil, y paso de tener la vieja tirilla roja para generar un dentado que rodea el borde de uno de los chicles de los extremos … Brillante solucion basada en la observación de uso.

Estas fueron necesidades que a la postre terminan estimulando la creación de soluciones.

Objetivo

Una vez detectada la necesidad hay que plantear un objetivo; en el caso de Apple su objetivo fue “Crear un único dispositivo dónde la gente pueda hablar por teléfono, tomar fotografías, escuchar música y navegar en Internet”.
El objetivo no debe depender de las posibilidades actuales para llegar a él, sino de la idea que finalmente cubrirá la necesidad. Esto pondrá en funcionamiento mecanismos que terminarán haciendo evolucionar otras áreas, necesarias al fin para la obtención del objetivo primario.
Siguiendo con el ejemplo del Iphone, cuenta Steve Jobs en su biografía, que se necesitaba una pantalla táctil con determinadas características para poder crear lo que tenían pensado; esto finalmente hizo que alguien inventara y patentara un nuevo tipo de cristal.

Planificación

¿Y ahora cómo vamos a hacerlo? … Ahora comienza el trabajo duro, hacer que nuestro objetivo sea realidad. Es bueno tener en cuenta que uno de los escenarios posibles es el fracaso, sea por la causa que sea, pero lejos de pensar en fracasar, sería una mejor idea pensar en disfrutar el aprendizaje del proceso. Seguramente sea cual sea el resultado, salgamos fortalecidos y experientes del intento.

La planificación tiene que ver con los pasos a seguir para la creación del producto. Darle forma a la idea, documentarla, hacer esquemas, diagramas, bocetos, armar una arquitectura de la información, en definitiva una guía clara para que todas las personas en un futuro involucradas, entiendan de que se trata y qué tienen que hacer.

Empezando con el inversor, si es que existiese, un inversor necesita entender algo rápido, evacuar todas sus dudas y por sobre todas las cosas sentirse seducido y visualizar dinero en el final del camino. No alcanza con tener una buena idea, de hecho todos podemos tener una buena idea, ahora no todos tenemos la capacidad de trabajarla seriamente, bajarla a tierra y documentarla.

Selección del equipo de trabajo

El equipo de trabajo es nada más y nada menos quién lleva adelante la creación del producto. Deberá estar armado de acuerdo a las necesidades y requerimientos que cada parte del proyecto requiera. La gente no sólo deberá ser idónea sino que también deberá saber trabajar en equipo. Cada uno tendrá que asumir el rol que le competa y saber unirse al resto de sus compañeros como un eslabón a una cadena.

Es ideal que las personas sean especializadas en cada área, que se sientan dueños de su responsabilidad y consejeros del resto en su metier. No estará de más el conocimiento de otras áreas del proyecto con el fin de entender el proceso pero esas áreas ya tienen a sus especialistas.

Cada persona tiene que entender y sentirse identificado con los puntos anteriores, entender la necesidad, tener el mismo objetivo y conocer la planificación. Esta es la única manera de asegurarnos que todos respondan siempre en consecuencia y hagan aportes y mejoras en cualquier momento; esto no hara más que fortalecer el resultado final.

Dirección del equipo de trabajo

Cómo la palabra lo dice “Dirección” es la capacidad de dirigir; esta persona será la responsable de comandar el proyecto; y eso implica una serie de aptitudes un tanto difíciles de encontrar en cualquier persona. Deberá en primer lugar tener la capacidad de conocer a su gente, conocer sus fuertes y debilidades, entenderlos, hacerse entender con facilidad siendo claro de conceptos, ser firme en las decisiones pero a su vez flexible ante cualquier contratiempo y cambio de plantes.

Tendrá que ser un líder, hacerse querer, respetar pero por sobre todas las cosas hacer funcionar el equipo de la mejor manera en busca del objetivo. Tendrá que conocer los roles de sus dirigidos y entender cada una de las temáticas de cada área de trabajo.

No tiene porque ser tan bueno en un área como sus dirigidos, eso no es lo realmente trascendente sino ser capaz de sacar lo mejor de cada uno.
Es el responsable de reportar avances, contratiempos, solicitar recursos y justificarlos.

En resumen a este punto, me gustaría dejar una reflexión un tanto clarificadora de lo que significa un líder de equipo … “Si alguien no es capaz de dirigirse a si mismo, menos será capaz de dirigir a los demás“.

Auditoría y coordinación

Auditar y coordinar el trabajo, es algo que no necesariamente tiene que hacer el lider de equipo; por supuesto que en muchos casos si lo hace pero esto dependerá de la envergadura del proyecto. Si la gente que está trabajando es mucha, una sola persona no podrá estar coordinando todas las tareas y ejerciendo el control sobre los trabajos que van saliendo. Por tanto el coordinador deberá ser una persona muy atenta y aplicada, un alerta constante para asegurarse que todo marche sobre ruedas y se respete la planificación y los tiempos. Se podría decir que es la mano derecha del líder, deberá conocerlo y reportar a él todo el tiempo.

Puesta a punto

La puesta a punto llega cuando se está llegando al fin del proceso, cuando se empiezan a ver resultados y funcionamientos. Este es el momento en el que se empiezan a ver inconsistencias, falta de tiempo, equivocaciones grandes, etc. Hay que estar preparado para tomar decisiones correctas y rápido; cambiar radicalmente algo si no está funcionando y asumir el riesgo que esto conlleva.

Es el momento donde todos opinan y descubren nuevas cosas al ver el producto casi terminado. Para este punto tengo una anécdota relativa al trabajo con algunos clientes. Muchas veces existen clientes que no tienen claro como quieren su encargo, prácticamente dan cien porciento libertad de trabajo al profesional; pero por arte de magia, cuando ven algo casi terminado, les empiezan a llover las ideas! jejeje esto es natural, con el diario del lunes, todos somos buenos entrenadores. La puesta a punto tiene un poco de esto, y hay que estar preparado para adaptarse a los cambios.

Testing

testing

Desestimar este punto es la mejor muestra de falta de profesionalidad y falta de respeto hacia el producto.

El testing es poner a prueba al producto hasta puntos grotescamente exagerados; con el objetivo hacer que llegue al usuario algo que estamos seguros va a funcionar correctamente.

Los primeros texter del producto deberán ser los ascensores de la idea, recordemos que fueron ellos los que primero detectaron la necesidad, por tanto serán los primeros en testear si el resultado cubre esa necesidad. Los segundos serán los miembros del equipo, aquellos primeros en entender la necesidad y trabajar sobre su solución.
Por último un grupo de usuarios (beta testers) que esten deseosos de tener ese producto en sus manos siendo críticos y exigiendo la excelencia del mismo.

Y bueno, de todas maneras todos estos pasos tampoco nos aseguran que cuando el producto llegue a manos de los usuarios finales no aparezcan defectos y errores. En definitiva, es la mejor forma de minimizar estos contratiempos.

Luego si es necesario aparecerán nuevas versiones que mejoren las malas experiencias de los usuarios con el producto.

Lanzamiento

Tengo un compañero que siempre dice que la mejor parte del entrenamiento es la ducha! … evidentemente es el momento de placer y relajación donde sentimos el deber cumplido; pero para llegar a la ducha huvo que haber entrenado! …

Para sentir el placer de lanzar un producto primero huvo que haber trabajado duro para ello y esta es la primera siembra, el momento de consepción real, aquí nace nuestro hijo, el instante de mayor satisfacción en el proceso de creación. Luego ya no dependerá tanto de nosotros el éxito o el fracaso del mismo; más allá de las acciones de marketing que son fundamentales para promocionarlo, el mayor valor es el producto en si mismo, su capacidad para cubrir las necesidades de sus usuarios y seducirlos, luego ellos serán los encargados de recomendarlo y popularizarlo.

Fin

Esto no ha sido más que una observación personal, una reflexión acerca de como entiendo el proceso para concebir un buen producto. Muchas veces no necesariamente un buen producto se hace popular, o bien, se puede dar que un producto no tan bueno, SI se haga realmente popular pero evidentemente juegan factores que ya no dependen tanto de nosotros. Tenemos que asegurarnos de por lo menos cubrir los factores que SI dependen de nosotros y tratar de hacer lo mejor posible en pos del resultado; seguramente estemos más cerca del éxito que del fracaso.

¡Hasta pronto!

Categoría: Free style

Publicado por: negro

Entradas más populares

Dejar una respuesta

XHTML: Tu pudes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>